Entradas destacadas

El intento chino de recuperar credibilidad en la Asamblea Mundial de la Salud



En la Septuagésima Tercera Asamblea Mundial de la Salud, realizada el 18 y 19 de mayo de 2020, el presidente chino Xi Jinping manifestó el compromiso del gobierno en donar dos mil millones de dólares al combate mundial contra el COVID-19 durante los próximos dos años, con especial atención a países en vías de desarrollo. La posible vacuna contra esta enfermedad, agregó, será considerada como bien público global (DW 2020); al mismo tiempo que el gobierno chino garantizará total apertura a futuras investigaciones sobre el manejo y control de la pandemia en dicho país, mientras ésta sea liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y bajo criterios estrictamente científicos.

Los cuestionamientos sobre la veracidad de la información que China revela al mundo respecto a su gestión de esta crisis y, en líneas generales, sobre su accionar, no son recientes. Actores internacionales como Taiwán aseguran tener información ratificando que China tenía conocimiento de la enfermedad desde meses atrás de la crisis global; destacando, entre otros hechos, el descubrimiento de los actos intimidatorios del gobierno chino contra el ya fallecido doctor Li Wenliang.


En esa línea, las alarmas vuelven a encenderse luego de que el periódico alemán Der Spiegel, refiera que el Servicio de Inteligencia alemán (BND) descubrió el 21 de enero de 2020 una conversación telefónica entre el presidente chino y el Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la cual, el mandatario chino solicitó a dicha entidad retrasar la advertencia mundial sobre la transmisión del coronavirus entre humanos (EL UNIVERSO, 2020). La gravedad de esta acusación radica no solo en que se trataría de un posible quiebre de la imparcialidad del referido organismo internacional, sino que hubiese permitido a todos los países prepararse con una anticipación mayor en la prevención y propagación del virus. Esta noticia fue desmentida por la propia organización internacional, pero no por los principales implicados.

Xi Jinping en la 73a Asamblea Mundial de la Salud, realizada de forma virtual los días 18 y 19 de mayo (AFP, 2020)


Sin perjuicio de ello, la investigación realizada por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, demuestra que China “habría suprimido o destruido deliberadamente evidencia del brote de coronavirus en un "asalto a la transparencia internacional" (REUTERS, 2020).


Por ello, no es coincidencia que, en última reunión de la Unión Europea, se discutiera y aprobara una resolución en la cual se exige una evaluación imparcial, independiente y completa de la respuesta internacional a la crisis del coronavirus para revisar la experiencia adquirida y las lecciones aprendidas; incluida la eficacia de los mecanismos a disposición de la OMS.


Ahora bien, el presidente de la República Popular China resaltó la necesidad de conseguir la unión entre países e incrementar la ayuda a esta organización internacional para movilizar los recursos políticos y económicos que derroten al virus en todo el mundo (LA NACIÓN, 2020). Adicionalmente, reiteró la transparencia y oportunidad de la información brindada por el gobierno a la comunidad internacional respecto a la composición, control y tratamiento del virus (LA NACIÓN, 2020). Por último, precisó que va a cooperar con la Organización de Naciones Unidas en la construcción de depósito para la ayuda humanitaria internacional e implementará, junto con otros países del Grupo de 20, la suspensión de deuda a favor de los países más pobres (LA NACIÓN, 2020).


Como podemos observar, actualmente China enfrenta una situación de desprestigio a nivel internacional, que, si bien no cambiará el orden económico mundial, si afectará las relaciones bilaterales que dicho Estado sostiene con otros países en la actualidad. Los países del mundo necesitan conocer la verdad respecto a los inicios de la pandemia para poder enfrentar los nuevos retos y fortalecer sus sistemas de salud.


Referencias bibliográficas

DW (2020) “China promete compartir la vacuna y acepta una investigación cuando pase la pandemia”. Véase en: https://www.dw.com/es/china-promete-compartir-la-vacuna-y-acepta-una-investigaci%C3%B3n-cuando-pase-la-pandemia/a-53486822 (Ultima consulta el 24 de mayo de 2020).


EL UNIVERSO (2020) “Diario alemán publica informe que acusa a China de pedir a la OMS demorar alerta sobre el coronavirus”. Véase en: https://www.eluniverso.com/noticias/2020/05/10/nota/7837662/diario-aleman-dice-que-presidente-china-pidio-oms-demorar (Ultima consulta el 24 de mayo de 2020).


REUTERS (2020) “UK says China has questions to answer over coronavirus outbreak”. Véase en: https://reuters.com/article/us-health-coronavirus-britain-china/uk-says-china-has-questions-to-answer-over-coronavirus-outbreak-idUSKBN22G0MF (Ultima consulta el 24 de mayo de 2020).

LA NACIÓN (2020) Discurso completo del presidente de China. Véase en: https://www.nacion.com/ciencia/salud/discurso-de-xi-jinping-presidente-de-china-en-la/DJHY7SEX7VEJPBTBNQST3ACARE/story/ (Ultima consulta el 24 de mayo de 2020).



Foto de portada: Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud, da la mano al presidente chino Xi Jinping antes de una reunión en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China, el 28 de enero de 2020 (Reuters)

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Basic Square

CONTÁCTENOS

Oficina: Av. Universitaria 1801 Segundo Piso de la Facultad de Derecho - PUCP San Miguel, Lima.

Correo: iusintergentes@pucp.pe

Telf: (01) 6262000 Anexo 5643

2016-2020 Bitácora Internacional.

Todos los comentarios y sugerencias pueden ser enviadas a nuestro correo.

Este sitio es parte de la Asociación Civil Ius Inter Gentes.