Entradas destacadas

NIGERIANOS EXIGEN A SU GOBIERNO QUE DESMANTELE EL ESCUADRÓN ESPECIAL ANTIRROBO (SARS)


Si bien el Escuadrón Especial Antirrobo –SARS, siglas en inglés–, dependencia del Departamento de Investigación Criminal de la Policía de Nigeria, está facultada para “arrestar, investigar y enjuiciar a presuntos ladrones armados, asesinos, secuestradores, asesinos a sueldo y otros involucrados en crímenes violentos” su desempeño viene siendo cuestionado por gran parte de la sociedad civil nigeriana. Existen diversos testimonios que acusan a este Escuadrón Especial de ser “autor de los delitos de tortura, falta de respeto al estado de derecho, extorsión, asesinatos extrajudiciales y la desaparición de cientos de personas en Nigeria”.


En 2016, el informe del Índice Mundial de Seguridad Interna y Policial –WISPI, siglas en inglés– calificó a la Fuerza Policial de Nigeria –que se encuentra al mando del Inspector General Ibrahim Idris– como la peor del mundo. Amnistía Internacional lo describió, en ese mismo año, como “una unidad policial… que se ha convertido en un peligro para la sociedad, torturando a sus víctimas con completa impunidad y fomentando un clima tóxico de miedo y corrupción… Nuestra investigación ha expuesto el trabajo cruel de un escuadrón policial que opera fuera de la ley y que inflige brutalidad diaria a los nigerianos que a menudo son legalmente incapaces de defenderse de acusaciones criminales, y mucho menos de la tortura infligida por el SARS”.

En este contexto, el pasado lunes 11 de diciembre de 2017, los nigerianos protestaron pacíficamente “contra la brutalidad, intimidación, extorsión y asesinatos de ciudadanos inocentes por parte del SARS y pidiendo su desmantelamiento inmediato”. El día anterior, Segun Awosanya, iniciador de esta manifestación y máxima figura de la coalición de organizaciones de la sociedad civil cuyo objetivo es la reforma de la fuerza policial nigeriana –#EndSARS, Concerned Nigerians, Our Mumu Don Do Movement, Coalition in Defence of Nigerian Democracy, Public Interest Lawyers y Campaign for Democracy–, informó de la realización de este evento –a través de una Declaración Conjunta–, y dio a las autoridades “21 días” para que cumplan con las siguientes demandas, de lo contrario recurrirá a otras medidas:

1. Eliminación de toda la unidad SARS;

2. Reforma total de la Policía nigeriana;

3. Audiencia pública en el Senado de la República Federal de Nigeria a fin de que los nigerianos presenten sus quejas, así como –entre otros– de recomendaciones sobre la enmienda de leyes para garantizar una fuerza policial más eficiente; y,

4. Investigación exhaustiva sobre las quejas presentadas contra los oficiales del SARS.


Esta protesta se realizó en las ciudades de Abuja, Lagos, Warri, Port Harcourt, Ibadán, Awka, Kaduna y Jos. Aisha Yesufu de “Bring Back Our Girls” también se le sumó, “explicó que si no se hacía nada, la impunidad del SARS continuaría, de otro lado fue muy enfática cuando señaló que seguirán saliendo hasta que el SARS este reformado”. Previamente, el 4 de diciembre, el Inspector General de la Policía “ordenó una reorganización de la unidad, en donde los Comisionados de la Policía ahora son los jefes generales del SARS a nivel nacional, lo que significa que la unidad ahora opera en los Comandos estatales y zonales”.


La mayoría de nigerianos comparten la misma opinión de la crítica cuando esta concluye que “pensar que este Inspector General puede reformar el SARS es similar a creer que Osama Bin Laden puede ser un negociador internacional para la resolución pacífica de conflictos… al parecer Idris solo está ganando tiempo para fortalecer el SARS y así ayudar al partido oficialista, el All Progressives Congress, para que manipule las Elecciones Generales nigerianas de 2019”. Contrariamente, en defensa de los oficiales del SARS, Jimoh Moshood –oficial de prensa del SARS– indicó que “el Escuadrón… ha estado haciendo muy bien en luchar contra crímenes violentos en el país en los últimos tiempos y esto ha resultado en una reducción de crímenes violentos a nivel nacional”. A finales del año pasado pasado, Idris ordenó a los miembros del SARS que no participe en actos que puedan comprometer las elecciones generales de 2019 y que deben usar los uniformes para que la sociedad civil, rápidamente, los identifiquen. El nuevo Comisionado de Policía a cargo del SARS, Haliru Gwandu, ratificó la reorganización y reestructuración del Escuadrón.


De otro lado, el pasado 2 de enero, la juez Hadiza Rabiu-Shagari del Tribunal Superior Federal de Lagos ordenó a la fuerza policial de Nigeria que entregue al presunto asesino Kolawole Bidemi Adeleye, arrestado por el SARS –el 15 de noviembre de 2017 mientras trabajaba en Durbar Junction en Amuwo Odofin– y sometido a diversas torturas bajo la custodia del Escuadrón, a fin de determinar su estado de salud y justificar su detención continua sin cargos. Fue el abogado de Adeleye, Olanrewaju Ajanaku, quien hizo una solicitud oral a este tribunal –el 29 de diciembre de 2017– para la pronta presentación de su patrocinado y que declare su detención como ilegal e inconstitucional por violar la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. En esta última fecha también pidió a la juez que revoque la detención y detenga las torturas, a demás de una reparación de 5 millones de nairas (aproximadamente 14 mil dólares estadounidenses). La juez suspendió el proceso para que la entidad correspondiente cumpliese con lo dispuesto por un plazo de 24 horas y así contar con la presencia de Adeleye. La policía nigeriana no cumplió con la orden judicial, se desconoce los motivos. Adeleye fue detenido y encarcelado por ser el presunto asesino de Emmanuel Ubah, miembro influyente del partido oficialista All Progressives Congress.

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Basic Square

CONTÁCTENOS

Oficina: Av. Universitaria 1801 Segundo Piso de la Facultad de Derecho - PUCP San Miguel, Lima.

Correo: iusintergentes@pucp.pe

Telf: (01) 6262000 Anexo 5643

2016-2020 Bitácora Internacional.

Todos los comentarios y sugerencias pueden ser enviadas a nuestro correo.

Este sitio es parte de la Asociación Civil Ius Inter Gentes.