Entradas destacadas

La Cumbre Bolivia-Perú y la importancia de los Gabinetes Binacionales

Publicado: 5 de noviembre de 2021

Sergio Romero Miraval



Bajo la Resolución Legislativa N°31356, el Congreso autorizó al presidente Pedro Castillo la salida del territorio nacional para asistir al Encuentro Presidencial y el VI Gabinete Ministerial Binacional Perú-Bolivia en La Paz. A raíz de la solicitud hecha por el Ejecutivo, se generó un debate en el Legislativo, llegando a contar con 26 abstenciones y 7 votos en contra para su salida del país. En el presente artículo analizaremos los antecedentes de la relación Bolivia-Perú en torno a la realización de gabinetes binacionales, la importancia de los mismos y algunas breves reflexiones.


A modo de antecedente, el Primer Gabinete Binacional Bolivia-Perú se desarrolló el 2015 en la Isla Esteves del Lago Titicaca, Perú. El vicecanciller boliviano, Juan Carlos Alurralde, señalaba que el gabinete bilateral previsto “permitirá tratar todos los temas que son de interés de ambos países, de ambos Estados, de ambos gobiernos y sobre todo de ambos pueblos” (Rumbo Minero, 2015). En ese primer gabinete bilateral, el vicecanciller boliviano destacó que el gabinete será histórico porque por primera vez se reunirán los ministros de ambos países y se evaluaría el Protocolo de Ilo. En el 2015, el primer eje de acción estuvo relacionado a la preservación del ambiente y el aprovechamiento sostenible de diversos recursos hídricos en el Lago Titicaca, Desaguadero, Poopó y el Salar de Coipasa. En la Declaración Conjunta 020-15, los presidentes de Perú y Bolivia acordaron la creación de una Comisión Binacional de alto nivel que definiría los lineamientos y acciones para la recuperación ambiental del Lago Titicaca, acciones conjuntas para el control, fiscalización y erradicación de actividades mineras ilegales y/o contaminantes, ratificaron su compromiso para enfrentar el tráfico ilícito de drogas, entre otras medidas (Relaciones Exteriores Perú, 2015).


Respecto a la relación con Bolivia, existen iniciativas bolivianas muy importantes en cuanto a inversión en gas, el puerto de Ilo y el Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI). En cuanto a las iniciativas de inversión, estas se enfocan en la comercialización de Gas Natural Licuado (GNL) y Gas Licuado de Petróleo (GLP), siendo la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) quien manifestó su voluntad de realizar inversiones por más de 400 millones de dólares para el consumo en el Perú y la exportación hacia terceros países mediante puertos peruanos (El Comercio, 2019). Sumado al comercio de gas y al mejoramiento del puerto de Ilo, la iniciativa Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración es una de las inversiones bolivianas más importantes en el sur del Perú. Dicho proyecto presenta aproximadamente 3700 kilómetros, conectando el puerto de Santos (Brasil) y el puerto de Ilo, proyecto estimado en más de 15 mil millones de dólares (Gestión, 2018). Adicionalmente, las inversiones en telecomunicaciones, la dinámica comercial y política fronteriza llevan a considerar la relación Bolivia-Perú como muy importante. En ese sentido, los gabinetes binacionales se han presentado como un mecanismo para fortalecer dicha relación y llevar las coordinaciones político-diplomáticas al más alto nivel.


A nivel teórico, los gabinetes binacionales han sido analizados desde diversas perspectivas. En primer lugar, se ha visto a los gabinetes binacionales como una herramienta política en la denominada Cooperación Sur-Sur. Dicho instrumento, desarrollado en buena parte de Sudamérica, tendría como principal objetivo impulsar y concretar diversos proyectos de cooperación binacional, con el fin de fortalecer las relaciones y los procesos de integración entre países. La evolución de la Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo (CTPD) hacia la Cooperación Sur-Sur (CSS) se ha implementado como expresión de solidaridad entre países en vías de desarrollo. La Cooperación Sur-Sur está basada en relaciones directas y horizontales entre países que enfrentan problemáticas comunes y tiene como fin superar los llamados “desafíos del desarrollo”. Así, los gabinetes binacionales se consideran como expresión directa de la evolución de la Cooperación Sur-Sur. Dichas reuniones anuales de jefes de Estado armonizan políticas bilaterales, impulsan la cooperación sectorial y particularmente la fronteriza. Para Fernando Carrión (2012), los gabinetes binacionales cuentan con tres aspectos innovadores: se elevan las relaciones al más alto nivel, se tiende a generar un enfoque integral y se establece un mecanismo de cooperación para enfrentar problemas y necesidades, en contraposición a políticas unilaterales (Zero, 2018).


Desde la corriente liberal de las relaciones internacionales también se ha analizado la constitución de espacios políticos al más alto nivel en la relación bilateral. De manera general, la propuesta teórica liberal relaciona los temas de integración y cooperación interestatal, a la vez que analiza los marcos de cooperación, regional o bilateral, ya que estos promueven, mejoran y aumentan la efectividad y persistencia de la cooperación en el tiempo (Keohane, 1984). En esa misma línea, el institucionalismo neoliberal en relaciones internacionales señala una relación de doble constitución. Dicho de otro modo, a medida que los Estados conformen las instituciones, las instituciones moldean el comportamiento de los Estados con miras a mantener y/o incrementar los lazos de cooperación en necesidades comunes. Debido a ello, se demarcan intereses mutuos que proveen beneficios potenciales para continuar cooperando y el grado de institucionalización implica efectos sustanciales para los Estados (Keohane, 1993). Estos aspectos teóricos toman relevancia si analizamos cómo se han beneficiado los Estados en dichos gabinetes binacionales.


En el caso de Perú-Colombia, el Primer Gabinete Binacional se llevó a cabo en 2014. Desde entonces, los principales compromisos asumidos se agrupan en ejes como el de Gobernanza y Asuntos Sociales, Seguridad y Defensa, Asuntos Ambientales y Minero-Energéticos, etc. Por ejemplo, se ha establecido en la última Cumbre Perú-Colombia la creación de un fondo binacional que permitirá financiar, con un capital inicial de dos millones de dólares, proyectos de desarrollo social para las poblaciones fronterizas de ambos países, en el marco del Plan Binacional de Desarrollo de la Zona de Integración Fronteriza. Para el caso de Perú-Chile, el desarrollo de los gabinetes binacionales ha funcionado como un mecanismo de integración y también político, debido a la historia entre ambos países. En la Declaración Conjunta del Segundo Gabinete Binacional en 2018 se suscribieron acuerdos interinstitucionales entre el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Perú) y el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género (Chile), el Ministerio del Interior (Perú) y el Ministerio del Interior y Seguridad Pública (Chile) para enfrentar el problema del tráfico ilícito de drogas, entre otros 121 compromisos (Relaciones Exteriores Chile, 2018).


Retomando el caso entre Perú y Bolivia, la integración en transporte se fortaleció gracias al Cuarto Gabinete Ministerial Binacional de 2018. Se acordó seguir impulsando el proyecto del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración, y la Empresa Nacional de Puertos (Enapu) y la Administración de Servicios Portuarios en Bolivia (ASP-B) acordaron una reducción tarifaria en 30% para la carga boliviana que pase por el puerto de Ilo. En dicha reunión, Perú y Bolivia coincidieron en resaltar la necesidad de lograr una mayor articulación de todos los integrantes del Grupo Operativo Bioceánico (GOB) -Bolivia, Brasil, Paraguay y Perú- para establecer un marco común, según estipula la Declaración de Cobija, firmada al final de la reunión bilateral. Asimismo, se informó que el tramo peruano de la carretera Tacna-Collpa-La Paz estaría listo lo más pronto posible y que existía la posibilidad de un nuevo eje de integración entre Madre de Dios y Cobija (MTC Perú, 2018). Así, podemos notar que las coordinaciones al más alto nivel fortalecen la relación bilateral, la cooperación técnica y política en beneficio, principalmente, de las poblaciones en las zonas fronterizas, pero también en conjunto a ambos Estados.


A modo de conclusión, es importante señalar que el desarrollo de una política exterior responde no solo a consideraciones ideológicas, sino a planes de gobiernos, estrategias, intereses nacionales, principios rectores y el diseño de una política pública hacia el exterior. En ese sentido, consideramos que el fortalecimiento de las relaciones bilaterales con otros países de la región es un mecanismo fundamental para el avance del Perú en la dinámica internacional. Considerando al Perú un país, todavía, en vías de desarrollo, con un liderazgo medio en la región y una posición geopolítica importante, los Gabinetes Binacionales son una herramienta de política exterior que no debe perderse de cuidados. El VI Gabinete Binacional Perú-Bolivia cuenta con ejes temáticos fundamentales para ambos países y objetivos prometedores para sus poblaciones. En un contexto de una “nueva marea rosa” las expectativas aumentan y los desafíos para el presidente Pedro Castillo se hacen cada vez más palpables. La integración regional es y será uno de esos desafíos.


Referencia


Carrión, F. (2012). Los gabinetes binacionales. Bepress.https://works.bepress.com/fernando_carrion/571/


El Comercio. (2019). Boliviana YPFB prevé invertir más de US$400 millones en Perú. El Comercio.https://elcomercio.pe/economia/negocios/boliviana-ypfb-preve-invertir-us-400-millones-peru-noticia-604229-noticia/


Gestión. (2018). Bolivia defiende la ventaja de su tren bioceánico frente a otras alternativas. Gestión.https://gestion.pe/mundo/internacional/bolivia-defiende-ventaja-tren-bioceanico-frente-alternativas-250049-noticia/?ref=gesr


Keohane, R. (1984). After Hegemony: Cooperation and Discord in the World Political Economy. Princeton, New Jersey. Princeton University Press.


Keohane, R. (1993). Institucionalismo neoliberal: una perspectiva de la política mundial. Instituciones internacionales y poder estatal. Buenos Aires: Grupo Editor Latinoamericano, 13-37. Recuperado de http://biblio3.url.edu.gt/Publi/Libros/InstitucionesInternacionales/01.pdf


Ministerio de Transportes y Comunicaciones Perú. (2018, 3 septiembre). Integración en transporte de Perú y Bolivia se fortaleció en Encuentro Presidencial y Cuarto Gabinete Ministerial Binacional [Comunicado de prensa]. https://www.gob.pe/institucion/mtc/noticias/18543-integracion-en-transporte-de-peru-y-bolivia-se-fortalecio-en-encuentro-presidencial-y-cuarto-gabinete-ministerial-binacional


Relaciones Exteriores Chile. (2018). DECLARACION DE SANTIAGO Encuentro Presidencial y II Gabinete Binacional de Ministras y Ministros de Chile y el Perú. https://minrel.gob.cl/minrel/site/docs/20181127/20181127170550/declaracion_de_santiago_encuentro_presidencial_y_ii_gabinete_binacional_chile___peru.pdf


Relaciones Exteriores Perú. (2015). Declaración de Isla Esteves: Encuentro Presidencial y Primera Reunión del Gabinete Binacional de Ministros Perú-Bolivia​. rree.gob.pe. http://www.rree.gob.pe/noticias/Paginas/DC-020-15.aspx


Rumbo Minero. (2015). Gabinete Perú-Bolivia incluirá todos los temas posibles, dice vicecanciller. rumbominero.com. https://www.rumbominero.com/peru/noticias/mineria/gabinete-peru-bolivia-incluira-todos-los-temas-posibles-dice-vicecanciller/


Zero. (2018). Los gabinetes binacionales como herramienta política en la Cooperación Sur-Sur: el caso del Perú y Colombia. zero.uexternado.edu.co/. https://zero.uexternado.edu.co/los-gabinetes-binacionales-como-herramienta-politica-en-la-cooperacion-sur-sur-el-caso-del-peru-y-colombia/

Entradas recientes