Entradas destacadas

26 de junio: Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura

‘’Bajo ninguna circunstancia se debe permitir que los crímenes de los torturadores queden impunes y se deben desmantelar y transformar los sistemas que permiten la tortura.’’ (Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas)


Jana tenía 10 años cuando fue detenida por el ejército sirio en Daraa con el fin de presionar a su padre para que se entregase a las autoridades. Fue detenida junto a muchos niños y niñas más, cuyas edades variaban entre los 5 y 11 años. Todos fueron mantenidos cautivos por 22 días en un calabozo en completa oscuridad, y eran constantemente golpeados por soldados. Lo único que les daban para comer era un huevo duro al día y agua sucia. Jana vio como un niño de 7 años fue torturado hasta la muerte y el cadáver fue dejado en el calabozo junto a los otros niños y niñas hasta su descomposición. El olor del cadáver era otra forma más de tortura. Luego de que su padre se entregase, Jana y los demás niños y niñas fueron liberados. No obstante, las consecuencias físicas y psicológicas de lo vivido la acompañaron muchos años más, afectaciones que no pudo superar sino luego de constantes sesiones terapéuticas (OHCHR 2016).


El terrible testimonio de Jana es, lamentablemente, uno de los miles de testimonios de personas en el mundo que se han visto sometidas y han sido víctimas de actos de tortura. La tortura es una grave violación a los derechos humanos, prohibida de manera absoluta, y en todas las circunstancias, por el derecho internacional, y que; sin embargo, sigue produciéndose en diversas partes del mundo.


Ante esta realidad, y estando presente la necesidad de establecer formalmente una fecha a fin de concientizar a la comunidad internacional sobre la tortura y las terribles consecuencias que posa para las víctimas, la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 12 de diciembre de 1997, en su Resolución 52/149, proclamó el 26 de junio como el Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura. Así también, esta fecha marca el momento en el que, en 1987, entró en vigencia la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, uno de los instrumentos internacionales vitales para esta lucha (ONU s.f.).


Todos los actos de tortura son considerados crímenes en el Derecho Internacional. La Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, en su artículo 1, la define como todo acto intencionalmente realizado contra una persona que busque causarle graves dolores o sufrimientos, sea físicos o mentales, con el fin de obtener información, de castigarla por algún acto que haya -o se sospeche- cometido, de intimidarla o coaccionarla, o por cualquier otra razón basada en algún tipo de discriminación; y, cuando dichos actos sean cometidos -o instigados, o conocidos- por un funcionario público u otra persona de similar posición.


Las consecuencias que tienen los actos de tortura para las víctimas son muy graves y afectan varios niveles y ámbitos de su bienestar. Es de considerarse, también, que, en ocasiones, los actos de tortura se perpetran junto a otro tipo de violaciones a los derechos humanos, lo que agrava aún más la situación de peligro de la persona sometida a ella. Así, las consecuencias de la tortura, tanto a un nivel físico como psicológico, pueden implicar: daños físicos de larga duración o permanentes en diversas partes del cuerpo u órganos (cicatrices, dolores musculares, pérdida de visión, dificultades sexuales, daño neurológico, entre otros); y, trastornos de ansiedad y depresión, insomnio, pérdida de memoria, trastorno de estrés postraumático, entre otros (CVT 2015). Todos estos efectos negativos reducen la calidad de vida de la víctima a largo plazo, y, en tanto, implica una de las más terribles violaciones a la dignidad del ser humano, también minan su personalidad y sensación de existencia.


Asimismo, las consecuencias de la tortura se extienden a un nivel macro, escapando del daño aislado infligido a un solo individuo. Es un acto violento de tal gravosa magnitud que afecta a la sociedad en su conjunto, ocasionando una sensación generalizada de miedo y desprotección; y socavando el espíritu comunitario (OHCHR 2016).


En la actualidad, y desde 1981, las Naciones Unidas, desde el Fondo de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para las Víctimas de la Tortura realiza una necesaria labor de proporcionar asistencia directa tanto a las víctimas de tortura como a sus familiares, a fin de brindarles la ayuda necesaria en su proceso de rehabilitación y recuperación, tanto a nivel físico como psicológico (OHCHR s.f.).


Este año, diversos organismos de Naciones Unidas se pronunciaron instando a los Estados a garantizar el derecho de todas las víctimas de tortura a una reparación justa y adecuada, y a crear los medios necesarios para que puedan acceder a la rehabilitación que necesiten. Asimismo, se recuerda la importancia de no interponer represalias ni restricciones a las labores de apoyo a la rehabilitación de las víctimas que realizan diversas organizaciones de la sociedad civil y defensores de los derechos humanos (OHCHR, 2021).


Finalmente, cada año, en la conmemoración de esta fecha se busca seguir sumando esfuerzos, de manera constante y continua, ya sea de parte de Estados, de la sociedad civil, o de particulares, con miras a la erradicación total de la tortura, y a adoptar una actitud vigilante en pro de la debida aplicación de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, y de los otros instrumentos internacionales aplicables.


Referencias bibliográficas:


Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Recuperado de: https://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CAT.aspx


Naciones Unidas (s.f.) Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, 26 de junio. Recuperado de: https://www.un.org/es/observances/torture-victims-day


OHCHR (2021). Proteger el espacio cívico es fundamental para garantizar la reparación y la rendición de cuentas a las víctimas de tortura. Recuperado de: https://www.ohchr.org/SP/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=27199&LangID=S


OHCHR (2016). From horror to healing: A life-saving journey supported by the UN Fund for Victims of Torture. Recuperado de: https://www.ohchr.org/Documents/Issues/Torture/UNVFVT/BrochureFromHorrortoHealing.pdf


OHCHR (s.f.). Fondo de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para las Víctimas de la Tortura. Recuperado de: https://www.ohchr.org/SP/Issues/Torture/UNVFT/Pages/Index.aspx


The Center for Victims of Torture (2015). Effects of torture. Recuperado de: https://www.cvt.org/sites/default/files/downloads/CVT%20Effects%20Torture%20April%202015.pdf

Entradas recientes