Entradas destacadas

Las relaciones China – Sudeste Asiático durante la crisis del Covid-19


Reunión especial del Consejo Coordinador de la ASEAN (ACC) y una conferencia especial de los Ministros de Relaciones Exteriores de la ASEAN-China sobre la cooperación para responder al coronavirus (COVID-19). Imagen extraída de la página de la ASEAN.


Son diversas las evaluaciones que se están haciendo respecto a cómo será el mundo post Covid-19, principalmente en sus implicancias para el sistema internacional. De un lado, se señala que la actual crisis nos revela un mundo nuevo en el que la gobernanza global se ve cuestionada [1]; de otro lado, se considera que el coronavirus está remodelando el orden global, tratándose especialmente de la posición de Estados Unidos [2]; algunos plantean que posiblemente las cosas cambien, pero no tan radicalmente como se cree y que, incluso, no todos los cambios van a ser para mejor [3] y demás posiciones. Sin embargo, es importante atender también a lo que revela actualmente la crisis del Covid-19 en las relaciones entre diferentes Estados. El siguiente artículo analiza tres características que resaltan durante la actual pandemia en las relaciones entre China y una región muy importante: el Sudeste Asiático.


A inicios del mes de febrero, se hablaba de una inacción de parte del sudeste asiático y que esta provocaría una mayor expansión del coronavirus [4]. Aunque los números de contagios fuera de China eran relativamente bajos, Tedros Adhanom, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalaba a fines de marzo que existe un potencial para un brote mucho mayor y que la declaración de emergencia internacional se dio por la necesidad de proteger a los países que no cuentan con medios suficientes para controlar la pandemia [5]. Al último reporte publicado por la OMS [6], el número de casos confirmados en la región del Sudeste Asiático asciende a 23 560 y más de 1000 muertes. Es en este escenario en el que la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), organización intergubernamental con el fin de fomentar el crecimiento económico y la estabilidad regional, conformado por Estados como Brunéi, Filipinas, Laos, Singapur, Vietnam y demás, toma relevancia. Especialmente su relación con China en tres ámbitos: las narrativas que manejan los diferentes Estados, su relación económica, y en el ámbito de seguridad.


En primer lugar, China ha usado protocolos diplomáticos para señalar a otros Estados dónde están sus relaciones oficiales con China. A inicios de febrero, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China enumeró los 21 países que ofrecieron “amistosa comprensión, apoyo y ayuda” a las crisis del coronavirus, señalando a Japón, Sur Corea, Malasia, Italia, Hungría, Gran Bretaña, Nueva Zelanda, Egipto, etc. [7]. Esto es relevante porque podemos notar que el gobierno de China ha medido sus decisiones de expresar (des)aprobación y controlar el cambio en las relaciones con otros países, todo ello con una aceptación de facto de las prácticas de China de parte de los países del Sudeste Asiático. Los primeros casos de Covid-19 en Tailandia, Singapur, Vietnam y Malasia, fueron de personas con una reciente parada en Wuhan y, aún así, no se actuó de manera efectiva, por ejemplo, los vuelos desde Wuhan se mantuvieron hasta principios de febrero y no hubo un cuestionamiento público sobre las repercusiones en su seguridad doméstica. Es en ese contexto que el manejo de las narrativas se ve más claro.


No degradar o molestar a China y el miedo a las represalias parecen ser dos factores importantes [8]. De un lado, el Primer Ministro camboyano, Hun Sen, declaró a inicios de febrero, en reunión con Xi Jinping en Beijing, que “un amigo necesitado es un amigo” [9]. Incluso si no es tan directo el apoyo, la mayoría de los líderes del Sudeste Asiático felicitaron la capacidad de Xi Jinping para enfrentar la crisis. Aung San Suu Kyi, política birmana, ignoró el tema del nuevo virus para no poner a su invitado, Xi Jinping, en una posición delicada a inicios de enero; el presidente de Myanmar, U Win Myint, envió un mensaje de apoyo a Xi Jinping, así como el Primer Ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, de la misma manera el presidente de Singapur, Halimah Yaacob, así como su primer ministro, Lee Hsin. Todos con una línea muy clara: apoyando y aprobando las acciones tomadas por China. De otro lado, la estrategia de los “21 países” es una forma también de dar otro mensaje muy claro: “China reconocerá a sus amigos”. Esto debido a que parece muy clara las declaraciones oficiales de China, y es que se pide que “consideren el impacto negativo” en la economía y la inversión antes de tomar cualquier medida. Por ejemplo, a inicios de febrero el gobierno indonesio prohibió los viajes hacia y desde China continental, y dispuso así la suspensión temporal de las importaciones de animales vivos con un esfuerzo de evitar que el virus se propague. Ante esto, el embajador chino en Indonesia, Xiao Qian, se opuso tales medidas y afirmó que las mismas probablemente tendrán un impacto negativo y concluyó señalando que “necesitamos estar tranquilos y que no se reaccione de forma exagerada” [10]. Este manejo de lo que se dice públicamente lo notamos de mejor manera en el aspecto económico.


En segundo lugar, las provincias del norte de Laos dependen del comercio con la provincia china de Yunnan. Este comercio ahora se ha detenido: los aldeanos de la provincia de Luang Namtha ya no ven la compra de sus productos agrícola, la goma y sandías no encuentran compradores, en donde se supone que marzo y abril son meses de alto flujo de dinero. El cierre repentino de fronteras ha complicado el trabajo en el ferrocarril Laos-China y en la Zona Económica Especial de Boten [11]. En los últimos años, la tasa de las exportaciones a China de economías como Camboya, Laos, Myanmar y Vietnam han superado la tasa de importación; pero, incluso si no dependen del dinero de China, muchas fábricas de toda la región ahora permanecen inactivas porque no pueden obtener los insumos necesarios [12]. Así, podemos ver cómo China tiene mucha influencia en la región en materia económica. Esto lleva a preguntarnos si la crisis del coronavirus está erosionando la influencia de China en el Sudeste Asiático o si más bien existe cierta coerción.


Los funcionarios del Sudeste Asiático proporcionaron de manera incidental evidencia de una posible coerción económica. Por ejemplo, en Filipinas, a finales de enero, se estaba debatiendo si negar o no la entrada de turistas chinos al país. Frente a ello, el secretario de Salud, Francisco Duque, durante una sesión en la Cámara de Representantes, dijo que las “relaciones diplomáticas con China pueden agriarse si Filipinas decide prohibir que los chinos continentales ingresen al país” y añadió que dicho tema era “muy complicado y difícil” [13]. China no es solo el socio comercial número uno de la región y la mayor fuente de turistas entrantes, es también un importante inversor extranjero en proyectos como el Belt and Road Iniative (BRI). Con tantas variables en juego, las estimaciones del impacto económico general del Covid-19 son en gran medida meras conjeturas. El Banco Asiático de Desarrollo ha modelado hipotéticos escenarios previniendo los peores casos. En el caso de Sudeste Asiático, el impacto negativo del Covid-19 sería muy duro para Brunéi, casi cuatro por ciento del PIB para Camboya, etc. [14].


Lo anterior mencionado, se enlaza con la ASEAN debido a dos principales razones. La primera es que Estados Unidos ha demostrado hasta ahora que no está dispuesto a aumentar su participación en el Sudeste Asiático. Donald Trump sacó a Estados Unidos del TPP, en contraste, la Asociación Económica Integral Regional (RCEP) establecida para ser firmada en el 2020, involucrará a los 10 miembros de la ASEAN junto con Japón, Nueva Zelanda, China, Australia y Corea del Sur. El acuerdo está diseñado para impulsar el comercio, pero puede percibirse también como una forma en la que Beijing contrarresta la influencia estadounidense en la región. La segunda es que recientemente, la declaración del 20 de febrero de la Reunión Especial de Ministros de Relaciones exteriores ASEAN-China sobre el coronavirus, enfatiza la solidaridad y tradición de ayuda mutua en tiempos difíciles [15]. Al cancelarse la 36ª Cumbre de la ASEAN y la Cumbre Especial USA-ASEAN, la única reunión con China está siendo enfatizada a todos los niveles, logrando acercar a los Estados miembros de la ASEAN más de lo que ellos mismos han logrado. Una variable más se suma a las relaciones China-Sudeste Asiático en los tiempos del Covid-19: el mar del sur de China.


En tercer lugar, mientras la pandemia mundial del coronavirus continúa afectado a muchos Estados, los puntos de tensión continúan constantes, e incluso aumentan por momentos, como lo demuestran las tensiones entre Vietnam y China. El hundimiento a inicios de abril de un barco pesquero vietnamita por un barco de la Guardia Costera de China en Paracels, puede verse como una manera de aprovechar la “distracción” por la que está pasando el mundo para poder aumentar su manejo en el Mar del sur de China. Este evento llevó a que Filipinas respaldara al gobierno vietnamita y recordara dos cosas: tanto Vietnam como Filipinas se encuentran en la misma situación y que el año pasado un buque pesquero chino embistió a una embarcación filipina en las inmediaciones de Recto Bank, un afloramiento de origen volcánico reivindicado por Beijing y Filipinas [16]. Cabe recordar que China reivindica casi el 90% de la vasta superficie de agua, mientras que Vietnam, Filipinas, Malasia, Brunéi, Taiwán y de cierta forma Indonesia, se oponen a las pretensiones territoriales de China.


Los reclamos territoriales de China en el Mar del sur de China y la militarización de dicho espacio han sido motivos de preocupación para varios países del Sudeste Asiático, algunos con vínculos cercanos con los Estados Unidos. El pasado 25 de marzo, en plena crisis del coronavirus, se informó de ejercicios militares chinos en la zona, como respuesta a las misiones que estaba llevando a cabo Estados Unidos, desde un ejercicio antisubmarino, hasta un ejercicio militar con Camboya [17]. Las concurridas vías fluviales del mar del sur de China están siendo vistas como uno de los sitios más probables de una confrontación militar, en la que claramente, tanto Estados Unidos y China, quieren demostrar su fuerza. Probablemente, la presidencia que asumió Vietnam en la ASEAN [18] y que ahora ocupa un lugar en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas [19], podría haberle brindado mayor margen de acción al gobierno vietnamita en un contexto normal, sin embargo, la crisis del coronavirus ha cambiado ello y ha limitado su capacidad para usar esos roles de liderazgo.


Al inicio del artículo, señalábamos que era importante ver qué nos revela la crisis del Covid-19 respecto a las relaciones entre China y los países del Sudeste Asiático. Nos revela tres cosas. De un lado, que el coronavirus debería funcionar como un factor de cambio de juego para los países del sudeste asiático, sin embargo, lo que está revelando es que dicha región se está acercando cada vez más al sistema chino a través de pequeñas acciones que pasan muchas veces desapercibidas (por ejemplo, declaraciones políticas, posturas de Estado). De otro lado, la crisis también revela la capacidad de China para poder influenciar la manera en la que los países de la región manejan sus políticas económicas, y que no puedan cuestionar públicamente el accionar de China (por ejemplo, las inversiones de las que dependen, las exportaciones, importaciones y el BRI). Finalmente, que China no ha cambiado su comportamiento en el mar del sur de China y que posiblemente tampoco lo haga (la agresividad a la pesca vietnamita y la militarización de la zona marítima). Aunque, podría pensarse también que estos procesos no sean culpa del coronavirus y solo son procesos que se están haciendo más explícitos debido al contexto de pandemia mundial.


Referencias:


[1] Institut Montaigne. Is Covid-19 a geopolitical game-changer? Véase en: https://www.institutmontaigne.org/en/blog/covid-19-geopolitical-game-changer (última consulta el 18 de abril de 2020)

[2] Foreign Affairs. The Coronavirus could reshape global order. Véase en: https://www.foreignaffairs.com/articles/china/2020-03-18/coronavirus-could-reshape-global-order?utm_medium=social&utm_source=facebook_cta&utm_campaign=cta_share_buttons&fbclid=IwAR15_7PDj1Lb1QuDR4hlp6cX7sU9JDiy54l2ylT2jVSffhRIWjzpvtFKkII. (última consulta el 18 de abril de 2020)

[3] Egmont Institute. Coronavirus and Power: The impact on international politics. Véase en: http://www.egmontinstitute.be/coronavirus-and-power-the-impact-on-international-politics/ (última consulta el 18 de abril de 2020)

[4] El País. La inacción de parte del sureste asiático puede provocar una mayor expansión del coronavirus. Véase en: https://elpais.com/sociedad/2020/01/30/actualidad/1580403092_799958.html (última consulta el 18 de abril de 2020)

[5] El País. La OMS declara la alerta internacional ante la imparable expansión del coronavirus de Wuhan. Véase en: https://elpais.com/sociedad/2020/01/30/actualidad/1580399024_626205.html (última consulta el 18 de abril de 2020)

[6] World Health Organization (WHO). Coronavirus disease (COVID-19) situation reports. Véase en: https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/situation-reports (última consulta el 18 de abril de 2020)

[7] Ministry of Foreign Affairs of the People’s Republic of China. Foreign Ministry Spokesperson Hua Chunying’s Daily Briefing Online. Véase en: https://www.fmprc.gov.cn/mfa_eng/xwfw_665399/s2510_665401/2511_665403/t1740929.shtml (última consulta el 18 de abril de 2020)

[8] The Diplomat. What Covid-19 reveals about China-Southeast Asia Relations. Véase en: https://thediplomat.com/2020/04/what-covid-19-reveals-about-china-southeast-asia-relations/ (última consulta el 18 de abril de 2020)

[9] Xinhuanet. Sitio de construcción del proyecto ferroviario China-Laos en Vientiane, Laos. Véase en: http://spanish.xinhuanet.com/photo/2020-03/17/c_138882623.htm (última consulta el 18 de abril de 2020)

[10] Ministry of Foreign Affairs of the People’s Republic of China. Xi Jinping se reúne con Primer Ministro camboyano Hun Se. Véase en: https://www.fmprc.gov.cn/esp/wjdt/wshd/t1741741.shtml (última consulta el 18 de abril de 2020)

[11] The Jakarta Post. Xi speaks with Jokowi over phone, says China will win battel against coronavirus. Véase en: https://www.thejakartapost.com/news/2020/02/12/xi-speaks-with-jokowi-over-phone-says-china-will-win-battle-against-coronavirus.html (última consulta el 18 de abril de 2020)

[12] The Diplomat. Is COVID-19 eroding China’s influence in Southeast Asia? Véase en: https://thediplomat.com/2020/03/is-covid-19-eroding-chinas-influence-in-southeast-asia/ (última consulta el 18 de abril de 2020)

[13] Manila Bulletin. Duque rejects ban on Chinese tourist, cities diplomatic, political repercussions. Véase en: https://news.mb.com.ph/2020/01/29/duque-rejects-ban-on-chinese-tourists-cites-diplomatic-political-repercussions/?__cf_chl_jschl_tk__=02941ad1dce981a5aa93de7eea29137e737ecbcc-1587188098-0-ATYnWvYI9qsTi2hMDrRkeOaVY_zIpDYkxObZjYqtywhK67p0e1WeG3VL90HbizvFE7R3KeOCCwGF5K_gLvOC1zql8IUaGEOuuImhoS89nEC6fVmvrujuJjyd50Vre2KqmurXdgSU7IkiNKctQDMUc26YxDtlnL_ebgK0CcVV8_Wk9XXSagVaxHovxpcHr_g6bdgNQwZmOiM1xylql38KxCL7Y0JJe3MuQZbq7ZszCcFjBAh7v_2-RI-tsBbzfwuuaJqdMIcFRlgi4tTj0LthNIp6SGqVLN_0dFvuAUbg0GKza2WQumahfMZ4G2-k7uBCQVHjk-gusSHd6fJcRRge4-JdtSP6zK2hgZ9svJqtPV5qA9B8T7lfGt-si1TsPX9NQP1QjfoLLsf4p_8ySXDywZI (última consulta el 18 de abril de 2020)

[14] ADB Briefs. The Economic Impact of the COVID-19 outbreak on developing Asia. Véase en: https://www.adb.org/sites/default/files/publication/571536/adb-brief-128-economic-impact-covid19-developing-asia.pdf (última consulta el 18 de abril de 2020)

[15] ASEAN. Statement of the Special ASEAN-China Foreign Ministers’ meeting on the coronavirus disease 2019 (Covid-19). Véase en: https://asean.org/statement-special-asean-china-foreign-ministers-meeting-coronavirus-disease-2019-covid-19/ (última consulta el 18 de abril de 2020)

[16] Asia News. Mar de China meridional: Manila critica a los chinos y respalda a Hanói. Véase en: http://www.asianews.it/noticias-es/Mar-de-China-Meridional:-Manila-critica-a-los-chinos-y-respalda-a-Han%C3%B3i--49790.html (última consulta el 18 de abril de 2020)

[17] Voa News. China sends ships, planes over disputed seas to show strength after COVID-19 outbreak. Véase en: https://www.voanews.com/east-asia-pacific/china-sends-ships-planes-over-disputed-seas-show-strength-after-covid-19-outbreak (última consulta el 18 de abril de 2020)

[18] Real Instituto El Cano. Reina por un año: la presidencia vietnamita de ASEAN. Véase en: https://blog.realinstitutoelcano.org/reina-por-un-ano-la-presidencia-vietnamita-de-asean/ (última consulta el 18 de abril de 2020)

[19] United Nations. Security Council Members. Véase en: https://www.un.org/securitycouncil/es/content/current-members (última consulta el 18 de abril de 2020)

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Basic Square

CONTÁCTENOS

Oficina: Av. Universitaria 1801 Segundo Piso de la Facultad de Derecho - PUCP San Miguel, Lima.

Correo: iusintergentes@pucp.pe

Telf: (01) 6262000 Anexo 5643

2016-2020 Bitácora Internacional.

Todos los comentarios y sugerencias pueden ser enviadas a nuestro correo.

Este sitio es parte de la Asociación Civil Ius Inter Gentes.