Oficina: Av. Universitaria 1801 Segundo Piso de la Facultad de Derecho - PUCP San Miguel, Lima.

CONTÁCTENOS

Telf:

(01) 6262000  Anexo 5643

2016-2020 Bitácora Internacional.

Todos los comentarios y sugerencias pueden ser enviadas a nuestro correo.

Este sitio es parte de la Asociación Civil Ius Inter Gentes.

Entradas destacadas

Retos de la Unión Africana

03/02/2018

 

 

La XXX Cumbre Anual  de la Unión Africana, en adelante la UA,  se celebró desde el 22 al 29 de Enero en Addis Ababa (Etiopia). La Cumbre Africana, la cual tuvo como temática principal la corrupción, abordó también otros temas de gran importancia para la comunidad africana como la economía, el cambio climático, el tema migratorio y medidas para aliviar los conflictos en el continente africano.

Asimismo, durante la cumbre se escogió al líder que presidirá la UA por este año. Así, el presidente de Ruanda, Paul Kagame, asumió la presidencia del bloque panafricano. Kagame tiene la tarea de  crear el camino sostenible para la transformación de África en un continente próspero. Kagame, uno de los líderes africanos más respetados, asume la presidencia con objetivos claros: la búsqueda de un auto sustento, la creación de un mercado común, medidas para solucionar los conflictos en el continente, soluciones para la crisis migratoria y erradicar la corrupción.

La elección de la corrupción como temática principal de la Cumbre se debe a que es considerado uno de los principales problemas y de los más grandes flagelos que impiden el crecimiento de la economía africana.  De esta manera, la consigna principal de la cumbre fue   “Ganar la lucha contra la corrupción: un camino sostenible para la transformación de África”.  Esta frase pretende concientizar sobre la pérdida de millones de dólares que las prácticas corruptas pueden ocasionar. La temática principal cobro más relevancia después que la Comisión Económica para África (en adelante, CEPA)  advirtiera que las prácticas corruptas consumen la posibilidad de crecimiento económico.  La corrupción en África es realmente un problema grave, pues reportes del CEPA, afirman que anualmente la región africana pierde aproximadamente 50 mil millones de dólares  y  muchas veces el dinero es almacenado en otros países  por lo que  son comunes las salidas financieras ilegales. Según estadísticas del CEPA, un por ciento de la corrupción reduce el crecimiento del Producto Interno Bruto (en adelante PBI) de un país en 0,13 puntos porcentuales. Es decir, mientras más corrupción existe en un país, más bajo será el PBI de un país por lo que la economía no mejorará. La UA es consciente sobre el daño que le hace la corrupción a la economía africana y se han propuesto erradicarla. En este sentido, la UA tiene varios instrumentos como la Convención de la Unión Africana para Prevenir y Combatir la Corrupción (en adelante AUCPCC), la cual establece normas y estándares para reducir y eliminar los altos niveles de corrupción que existe en el continente africano. Dicha Convención entró en vigor desde el 2006 y ha sido ratificada por 38 países; sin embargo, pese a los esfuerzos de la UA por erradicar este problema, no han tenido mucho éxito. Diversos analistas consideran que uno de los principales problemas es el hecho de que muchos países africanos, especialmente los más pobres, no tienen la capacidad ni medios para enfrentar la corrupción y su variedad de formas de manifestación. Por ejemplo, es el caso de las empresas multinacionales, las cuales tienen una gran capacidad para evadir impuestos o participar en otras prácticas corruptas

 

 

 

Otro segundo aspecto que fue objeto de debate durante la cumbre debido a la gran importancia que implica para el desarrollo de la UA, básicamente en el aspecto económico, fue el de establecer un medio de financiamiento para el autosustento de la UA.                                                                                                  Según datos presupuestarios del 2017, el 63% del presupuesto del organismo depende principalmente de las donaciones del extranjero [1].                                                                                                                       Esta situación de dependencia económica actualmente es una realidad, la cual la UA quiere cambiar; pues si la UA quiere llegar a ser un organismo próspero es necesario que tenga una economía estable y la independencia económica es un factor clave para dicho fin.                                                                                        Ante esta situación, existe un proyecto que pretender terminar con la dependencia económica de los donantes extranjeros. Este proyecto busca establecer a todos los miembros de la UA una tasa del 0,2% a las importaciones de bienes; pero, con excepción de medicinas, fertilizantes y productos para bebés. Este impuesto generaría un aporte de 965 millones de euros al año. Esta medida que ya ha sido aprobada en una resolución del 2016 y ya es aplicada en algunos países como Kenia y Ruanda, parece ser el medio para que la UA financie su presupuesto de manera independiente. Kagame, actual presiente de la UA, partidario de esta medida, será el encargado de implementar esta medida en el resto de la UA. Sin embargo, existen algunos países africanos (aquellos que tienen una economía estable como Egipto, Sudáfrica y Nigeria) que se oponen a esta medida, pues solo con  sus contribuciones, aplicando  dicha taza, representaría el 48% del presupuesto. Este hecho es considerado injusto por estos países; sin embargo, sin las contribuciones de estos países, la medida no sería muy eficiente, pues el presupuesto sería mucho menor que los 965 millones de euros proyectados. No obstante, el principal cuestionamiento sobre la eficiencia de esta medida radica en la debilidad que la UA ha demostrado a lo largo del tiempo como organización. Y es que, según cifras aportadas por la misma UA, existe una media de 30 países que no cumplen con sus obligaciones económicas. Entonces, teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, existe la duda de que esta medida sea realmente eficiente; pues no existe la certeza de que todos los países de la UA cumplan con la cuota si muchos de ellos no pueden cubrir las necesidades básicas de sus habitantes.

Un tercer aspecto que fue objeto de debate durante la Cumbre Africana y que también forma parte de las prioridades de Kagame durante la vigencia de su mandato es la migración.  Por mucho tiempo se ha dicho que la libre circulación de personas es necesaria para la UA, pues es esencial para mejorar la economía de la UA. Pero para que los resultados sean positivos, es necesario que se dé un manejo ordenado y eficiente de la migración.                                                                        En este sentido, la adopción en la Cumbre del Protocolo del Tratado, el cual establece la Comunidad Económica Africana sobre la libre circulación de personas, el derecho de residencia y el derecho de establecimiento (Protocolo de libre circulación) y su Proyecto de hoja de ruta de implementación, es un indicio de que la UA pretende ordenar el sistema migratorio y así lograr alcanzar la libre circulación de personas pero de forma eficiente. Es necesario mencionar que para que la política de migración y gobernanza africana   sean eficientes, se debe enfatizar en  los beneficios económicos y de desarrollo de las personas en tránsito en las fronteras y también debe reducirse las desventajas a corto plazo de la migración masiva.                                                                                                                                                  Sin embargo, muchos especialistas dicen que las políticas y protocolos sobre migración no son herramientas eficientes, porque  estas no  siempre coinciden con la verdadera voluntad política  de todas las naciones africanas; además, los factores como la falta de compromiso y la implementación inadecuada pueden complicar la situación. 

De igual manera, un tema el cual fue objeto de debate en la Cumbre fue el de los refugiados. Algunos de los campos de refugiados más grandes del mundo se encuentran en África. Hasta el año 2017, Uganda y Etiopia eran los países africanos que más refugiados acogían, un gran número de ellos provienen de Sudán del Sur[2].

El principal problema es que existe una sobrepoblación de refugiados en África, una región donde muchos de sus países tienen economías débiles. Entonces, para estos países pobres, cuyos recursos son insuficientes para cubrir las necesidades de sus poblaciones, acoger refugiados puede generarles consecuencias negativas. Por eso, la calidad de vida en algunos campos de refugiados africanos no es buena, pese a los esfuerzos de la ACNUR y de la misma UA por tratar de cambiar esta situación. Si bien es cierto,  la Organización de las Naciones Unidas, en adelante ONU, y muchos analistas destacan la “solidaridad africana” de algunos países de la UA, como Etiopia en tener políticas de puertas abiertas hacia los refugiados o Uganda quien mantiene una política inclusiva de refugiados. También es cierto que la hospitalidad de los países de acogida no es suficiente; estos países  necesitan recursos financieros para afrontar eficientemente la responsabilidad de acoger refugiados, lo que implica darles una buena calidad de vida y esperanza de un mejor futuro. Lamentablemente en África, existen campos de refugiados donde no solo no se proporcionan los servicios básicos (alimentación, educación, salud, entre otros) sino también, la inseguridad es tan grande, que muchas mujeres y niñas han sido víctimas de abusos sexuales y de actos de violencia. Los líderes africanos son conscientes de lo grave de la situación; pero, también de que los recursos y herramientas de la UA no son suficientes. Uno de las principales dificultades son los recursos económicos; por ello, ACNUR, en reiteradas oportunidades, ha hecho un llamado al apoyo internacional para aquellos países africanos que tienen la voluntad de ayudar.

Asimismo, durante los últimos días de la Cumbre, el Secretario General de la ONU Antonio  Guterres, quien participó de la cumbre,  firmó un nuevo acuerdo de  cooperación con la Unión Africana. Este  acuerdo firmado entre la ONU y la UA  busca reforzar  y consolidar la cooperación entre ambas organizaciones en 5 áreas (paz y seguridad, desarrollo sostenible, cambio climático, migración y corrupción), las cuales son los pilares fundamentales para la UA.  Con el fin de  consolidar la implementación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible así como  de la Agenda 2063 para la transformación socioeconómica de África.  La importancia de este acuerdo radica en que las áreas que lo conforman son aspectos transcendentales para la UA, pues son las que garantizan el buen funcionamiento y la consolidación de la UA como una organización estable y prospera. Además, las soluciones y el progreso en los problemas de cada área, beneficiará a los problemas del África y del mismo modo a los problemas mundiales. De esta manera, por ejemplo,  en el área de “paz y seguridad” lograr el mantenimiento de la paz en el continente africano no solo permitiría tener una región más segura, sino también contribuiría al mantenimiento de la paz mundial. Así, en la segunda área “desarrollo sostenible”,  erradicar la pobreza no solo es una prioridad en la UA, sino en el resto del mundo.

 

 

 

Entonces, la UA comienza un nuevo año con nuevos retos que afrontar y objetivos que consolidar. Los temas tratados durante la cumbre son los aspectos más importantes para la organización, pero también los más débiles o los que más problemas presentan. Por ello, son importante los acuerdos que se han llegado en cuanto a cada uno de estos aspectos. La UA en su conjunto debe trabajar para poder mejorar estos aspectos y cumplir los acuerdos. Es necesario recalcar la importancia en que este año sea denominado como  “el año de la Anticorrupción en África”, porque la corrupción es un problema institucionalizado en la UA, además de ser  un auténtico flagelo que genera la perdida de millones de euros  lo que incrementa la pobreza en la región y no permite la mejora de la economía. Asimismo, es necesario que la UA tenga independencia económica a través de un medio de financiamiento que les permita autosustentarse  y permita consolidar la economía. En cuanto a la migración, los países de la UA deben cumplir el Protocolo de la Libre Circulación y se debe establecer políticas para poder consolidar una migración ordenada. Cabe mencionar que para que la UA pueda cumplir sus objetivos y se consolide como una organización fuerte con una economía sostenible, la cooperación internacional es fundamental. Ahora, depende de la misma UA, presidida por Paul Kagame, que los acuerdos logrados en la Cumbre no solo se queden plasmados en  papel sino que se consoliden en una realidad de esperanza para la región.

 

 

 

[1] Ver en : https://elpais.com/internacional/2018/01/29/actualidad/1517230479_176156.html

 

[2] Ver en : http://acnur.es/noticias/notas-de-prensa/2755-los-paises-mas-pobres-albergan-la-mayor-cantidad-de-desplazados-forzosos

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Basic Square