Oficina: Av. Universitaria 1801 Segundo Piso de la Facultad de Derecho - PUCP San Miguel, Lima.

CONTÁCTENOS

Telf:

(01) 6262000

Anexo 5643

2016-2020 Bitácora Internacional.

Todos los comentarios y sugerencias pueden ser enviadas a nuestro correo.

Este sitio es parte de la Asociación Civil Ius Inter Gentes.

Entradas destacadas

MATRIMONIO INFANTIL: MÁS DE 200.000 NIÑOS CONTRAEN NUPCIAS EN ESTADOS UNIDOS

09/23/2017

 

 

En los 50 Estados que conforman los Estados Unidos, la edad mínima para contraer matrimonio es 18 años; en otros términos, una persona menor de 18 años no puede casarse. Sin embargo, en 27 de estos Estados, el o la menor puede casarse con la autorización de sus padres y la confirmación de dicho permiso por un Tribunal. Nótese que no se requiere el consentimiento del menor, ni se especifica una edad mínima para reconocer la capacidad de contraer matrimonio.

 

La continuidad de esta legislación, la cual se mantiene prácticamente desde la fundación del país norteamericano, ha permitido, de acuerdo con el Tahirih Justice Center, organización dedicada a la protección de la mujer, que más de 200.000 niños se casaran entre los años 2000 y 2015. Siguiendo los informes presentados por el Tahirih Justice Center, en el Estado de Virginia, más del 90% de los menores casados fueron niñas, quienes se unieron en matrimonio con hombres mucho mayores que ellas. Así también, en el Estado de Tejas, entre 2000 y 2015, 40.000 niños contrajeron matrimonio. ¡Los motivos?. Generalmente, las carencias económicas de la familia de la niña y/o la necesidad de encubrir una violación o un embarazo son las principales razones para que nos topemos con una tasa tan elevada de casamientos infantiles en pleno siglo XXI.

 

En los años de trabajo de esta organización de defensa de los derechos humanos, se ha observado que las menores que se casan antes de los 19 años tienden a abandonar los estudios en mucho mayor proporción; adicionalmente, se observa un aumento en la tasa de violencia conyugal y otras conductas de riesgo asociadas a la dependencia económica y a la indefensión propias de la minoría de edad. Por todo ello, en el Estado de Virginia se aprobó, en junio de 2016, fijar en 16 años la edad mínima para que un menor de edad pueda casarse, siempre y cuando el matrimonios e celebre con su consentimiento y éste cuente con la calidad de emancipado. Sin embargo, En New Hampshire, el gobernador rechazó el proyecto de Ley que establecía en 18 años la edad mínima, considerando que perjudicaría a las mejores embarazadas y a los militares menores de edad; por lo que se mantuvo el límite en 13 años, Asimismo, en New Jersey, el gobernador Chris Christie vetó condicionalmente un proyecto de ley similar  porque “no concuerda con las sensibilidades y, en algunos casos, las costumbres religiosas, de la población de este estado”. En otros Estados, como New York, Alaska y Carolina del Norte, se está considerando la aprobación de normativas que establezcan el límite de edad para contraer matrimonio en 18 años.

 

A menudo, cuando vemos la realidad del matrimonio infantil pensamos en países como India, Bangladesh o Afganistán; sin embargo, tal como nos refiere Fraidy Reiss, fundadora y directora de Unchained at last, (Al Fin Sin Cadenas), organismo no gubernamental abocado a luchar contra el matrimonio infantil, esta realidad se da, y de forma para nada marginal o poco significativa en Estados Unidos, país que por la laxitud de sus leyes y la situación de pobreza de muchas familias de inmigrantes e incluso de ciudadanos norteamericanos,  ,, asiste impasible al continuo crecimiento de cifra de  casamientos infantiles, sin que la mayoría de ciudadanos y legisladores  sepan  que esto está ocurriendo en su país y, por si ella no fuera suficiente,  con la oposición de gobernadores y grupos de presión de ciertos Estados que, poniendo en primer lugar sus creencias y convixiones religiosas, trabajan  activamente para que no se establezca un mínimo legal, lo cual permitiría a  los niños y niñas estadounidenses gozar plenamente de sus derechos y de la protección del Estado, la cual les corresponde en su condición de menores de edad.

 

poniendo en primer lugar sus creencias y convixiones religiosas, trabajan  activamente para que no se establezca un mínimo legal, lo cual permitiría a  los niños y niñas estadounidenses gozar plenamente de sus derechos y de la protección del Estado, la cual les corresponde en su condición de menores de edad.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Basic Square